Artículos sobre la salud de la piel

Una guía para los tipos de piel

El cuidado adecuado de tu piel comienza con saber qué tipo de piel tienes. Esta es una guía rápida para conocer los tipos de piel y sus cuidados. Si crees que tienes una piel seca, grasosa o mixta, podrás encontrar una rutina de cuidado de la piel que se ajuste mejor a tus necesidades. En otras secciones hablaremos de la comezón en la piel, la piel sensible, las lesiones en la piel y los tipos de manchas en la piel.

 

Piel seca

CÓMO SE VE: No importa el tipo de color de piel, las personas con piel seca tienden a tener poros casi invisibles y un cutis de apariencia opaca y áspera. Tu piel es una piel sensible y también puede tener parches rojizos y una tendencia a mostrar líneas y arrugas.1

QUÉ HACER: Si tienes piel seca, lávate dos veces al día con un limpiador suave o un limpiador cremoso como Cetaphil® Loción Limpiadora Para Piel Sensible. Evita los baños muy largos, pues pueden empeorar tu piel seca.

Aplica un humectante con protector solar una vez al día justo después de la limpieza, esto ayudará a calmar la piel y minimizar las líneas visibles.2 Asegúrate de aplicar la crema cuando tu piel todavía esté mojada, ya que esto ayudará a retener la humedad.3 Y si tu piel es muy seca, no temas aplicar humectante varias veces al día. Te recomendamos probar Cetaphil® Hidratante Facial Diario FPS50.

El mejor humectante facial para pieles secas debe contener ingredientes (como la glicerina)4 que ayuden a la piel a retener agua. Prueba Cetaphil® Crema Humectante para el cuerpo, ya que te ayudará a mantener la barrera protectora natural de tu piel. Recuerda que para la piel seca debe ser suficiente una exfoliación a la semana. Y asegúrate de que, al hacerlo, uses un exfoliante suave con acondicionadores para la piel.

 

Piel grasosa

CÓMO SE VE: La piel grasa presenta poros grandes y un cutis brillante. Todo esto lo causa el exceso de sebo (la sustancia que lubrica e impermeabiliza nuestra piel).5

QUÉ HACER: Si tienes un tipo de piel grasa, quizás sientas la tentación de lavarte el rostro con frecuencia para deshacerte del exceso de grasa y suciedad. Sin embargo, es importante seguir limitando la limpieza a máximo dos veces al día; lavarte mucho en realidad puede llevar a una mayor producción de grasa. Quizás quieras probar un limpiador espumoso como Cetaphil® Dermacontrol Espuma de Limpieza, formulado especialmente para la piel grasosa que remueve el exceso de sebo y controla el brillo en la piel.

En cuanto a la exfoliación, sirve para eliminar las células muertas de la piel, dejarla con una apariencia más luminosa y, a largo plazo, facilitar incluso el aumento en la producción de colágeno. A las personas con piel grasosa les puede ser útil exfoliarse con frecuencia (hasta una vez al día, siempre que usen un exfoliante suave).6

Aplica un humectante ligero o crema para piel grasa una vez al día, puedes encontrarlo también con el nombre de crema hidratante para piel grasa. El mejor humectante para este tipo de piel debe ser ligero, de fácil absorción y con control de grasa, como Cetaphil® Dermacontrol Hidratante con Protector Solar FPS30, que hidrata por 24 horas y controla el brillo. Cuando elijas un producto para el cuidado de la piel, asegúrate de que esté etiquetado como “no comedogénico”, es decir, formulado para no obstruir los poros.7

Además del humectante, usa un protector solar con regularidad y durante todo el año para prevenir el exceso de secreción de sebo inducida por el sol. Existen protectores solares para piel grasa. Recuerda siempre seguir esta rutina para el cuidado de la piel grasa.

 

Piel mixta

CÓMO SE VE: Si tu piel es mixta, es muy posible que tengas un poco de resequedad y de grasa extra. Por ejemplo, notarás que tu frente, nariz o quijada (el área que se conoce como la “zona T”) son grasosas, pero tus mejillas son secas. Esto puede ser desconcertante si quieres saber qué productos usar para obtener los mejores resultados en tu piel mixta.

QUÉ HACER: La mejor medida es usar un limpiador suave, como Cetaphil® Loción Limpiadora Para Piel Sensible, y un humectante con hidratantes libres de grasa, como el ácido hialurónico y la glicerina. Las diferentes partes de tu rostro pueden necesitar tipos de cuidado ligeramente distintos (por ejemplo, las áreas de piel reseca pueden necesitar una humectación más frecuente, y las áreas grasosas, el uso de humectantes ligeros),8 así que observa cómo reacciona tu piel y quédate con la rutina que te ofrezca mejores resultados.

 

Referencias:

1. https://www.webmd.com/beauty/whats-your-skin-type

2. https://www.aad.org/public/skin-hair-nails/anti-aging-skin-care/selecting-anti-aging-products

3. https://www.aad.org/public/skin-hair-nails/anti-aging-skin-care/selecting-anti-aging-products

4. https://www.aad.org/media/news-releases/saving-face-101-how-to-customize-your-skin-care-routine-with-your-skin-type

5. https://www.aad.org/media/news-releases/--small-changes-in-skin-care-routine-can-significantly-improve-skin-affected-by-acne-and-rosacea

6. https://www.aad.org/media/news-releases/evaluate-before-you-exfoliate

7. https://www.webmd.com/beauty/whats-your-skin-type

8. https://www.webmd.com/beauty/whats-your-skin-type